Medio Biológico

VEGETACIÓN

En el siguiente apartado se realizará una descripción de la vegetación existente en el término municipal de Sevilla la Nueva

En primer lugar se realizará una descripción general de las diferentes comunidades vegetales potenciales en la zona; en segundo lugar, se describirá el estado actual de la vegetación y las comunidades vegetales afectadas directamente por el proyecto.

a) Series climatófilas

Serie meso-supramediterránea guadarramico-ibérico silicícola de la encina Quercus rotundifolia

La encina es la protagonista casi absoluta del estrato arbóreo acompañada, en mucha menor medida, de quejigo (Quercus fagínea) o enebro (Juniperus oxicedrus), en función de las condiciones de humedad. En el estrato arbustivo, mucho más variado, destacan especies tales como romero (Rosmarinus officinalis), cantueso (Lavandula stoechas), jaras (Cistus ladanifer, etc.), retamas (Retama sphaerocarpa), aulagas (Genista hirsuta), tomillos Thymus vulgaris, Thymus mastichina, etc.).

En las series de degradación de esta comunidad vegetal nos encontramos con extensiones prácticamente monoespecíficas de estos arbustos: jarales, retamares, cantuesares, etc.

b) Series edafófilas

Series riparias sobre suelos silíceos arenosos. (Querco pyrenaicae-Fraxinetum angustifoliae: Rubo corylifolii-Salicetum).

Estas series dependen de la humedad edáfica y se distribuyen en función del tipo de suelos y del grado de encharcamiento de éstos.

Las saucedas se asocian a la presencia de agua permanente, se localizan junto al curso de los ríos, arroyos y lagunas, donde ocupan la posición más próxima a la laguna de agua. En segundo plano se localizan fresnos, olmos y chopos.

En el estrato arbustivo destacan lasa rosas, zarzamoras y endrinos; especies que son también protagonistas en las etapas de sustitución del bosque.

En Sevilla La Nueva no existen ejemplos de la vegetación potencial en su estado clímax debido a la intensa actividad humana que se ha ejercido sobre el territorio durante siglos. Esta actividad ha estado protagonizada por la agricultura y, en menor medida, la ganadería. La pobreza de los suelos en gran parte del término municipal ha permitido, en cierto modo, conservar buena parte de la cubierta arbórea, optándose desde hace siglos por la dehesa, como forma de explotación más equilibrada del medio. Las tierras de labor más fértiles han sido explotadas de forma más intensiva, lo que ha redundado en una carencia prácticamente total de arbolado y, en general, de vegetación silvestre.

En las últimas décadas se ha producido un abandono general de la agricultura y la ganadería, siendo patente la regeneración o colonización de estos terrenos por parte de la vegetación natural. Esta colonización es compleja debido a las características edafológicas y climáticas.

En cuanto a árboles singulares en el municipio se localiza un ejemplar de “encina macho” en la finca el Bosque en las proximidades de la Urbanización de Valdelagua además de un olmo de gran diámetro y edad, con el tronco completamente hueco, situado en la calle Mayor, y tradicionalmente denominado el “árbol del cura”.

En el análisis y descripción de la vegetación natural estudiaremos cada una de las formaciones vegetales que hay en nuestro término municipal. Para la delimitación de las comunidades atenderemos principalmente al aspecto fisonómico de las mismas, puesto que se considera que un estudio florístico exhaustivo sobrepasa las necesidades del presente estudio. Una vez delimitadas, se analizarán las especies más relevantes presentes en cada una de estas formaciones.

Las formaciones identificadas en el término municipal son las siguientes:

  1. Vegetación riparia
  2. Bosque y matorral mediterráneo
  3. Dehesas de encina
  4. Pinar
  5. Cultivos y pastizales
  6. Olivar

 

a) Vegetación riparia

Los arroyos de La Retamosa y Las Castañuelas presentan, en algunos tramos, una vegetación de ribera en buen estado de conservación, con abundantes fresnos, álamos negros, sauces, majuelos, rosales, madreselvas, etc. El resto de arroyos se encuentran sin apenas vegetación arbórea o arbustiva, únicamente la presencia de junco churrero delata la existencia de niveles altos de humedad. En algunos arroyos, como es el de las Charcas, el junco alcanza altas concentraciones.

Es en la vega de este último arroyo donde se han realizado en sucesivos años repoblaciones con álamos negros, fresnos y sauces, tendentes a recuperar un bosque de ribera que fue talado para cultivos, abandonados hace años.

 

b) Bosque y matorral mediterráneo

En Sevilla La Nueva existen salpicadas manchas, en general de reducida extensión, de bosque y matorral mediterráneo, que ocupan principalmente las vaguadas y zonas de mayor pendiente.

Esta vegetación se encuentra principalmente en la finca El Bosque, en el tercio nororiental del término; y en la finca Bacares, en el extremo más oriental de Sevilla la Nueva.

El estrato arbóreo está constituido en buena parte por encinas, de porte medio, con una cobertura variable, en torno al 60%. La relativamente baja cobertura arbórea favorece el predominio, en el estrato arbustivo, de especies propias de estadios de sustitución del encinar, adaptadas a suelos pobres, tales como la retama, jara pringosa, jaguarzo, aulaga, torvisco, cantueso, tomillo y mejorana entre otras.

 

c) Dehesas de encina

Una parte importante del término municipal de Sevilla La Nueva se encuentra ocupado por una de las versiones en que aparece el encinar Acompañando a la encina aparecen, aunque en pequeña proporción, ejemplares arbóreos de quejigo, existiendo también algunos pies de buen porte y edad.

Las dehesas ocupan aproximadamente el 60% de la superficie municipal; se localizan básicamente en la porción de término municipal situada al norte del eje que forman las carreteras M-600 y M-523, si bien existen manchas dispersas en otras áreas del municipio.

La densidad del arbolado es variable, con un máximo aproximado de 50 pies por ha., siendo frecuentes densidades de entre 10 y 30 pies por ha.. El tamaño de las encinas es igualmente variable.

Entre las dehesas más relevantes destacaremos la mencionada finca El Bosque, encinar adehesado de alrededor de 500 has., donde la encina y, en menor medida el quejígo, aparecen mezclados con el pino piñonero, en su mayoría ya ejemplares de un cierto porte. Esta finca se encuentra situada al norte del núcleo principal.

Destacaremos por ser de titularidad municipal, la Dehesa Boyal, situada en el extremo noroccidental del término municipal. La densidad de arbolado es alta gracias a repoblaciones periódicas con un desarrollo muy aceptable. En el año 1995 se plantaron 70has. de encina con un porcentaje de bajas aproximado del 70% y unos 1500 pies de arbolado de ribera (álamos y fresnos, fundamentalmente), junto al curso del arroyo de Las Charcas. Desde la anualidad 2007 y con la colaboración de la Comunidad de Madrid se van replantando nuevos espacios con árboles y arbustos.

 

d) Pinar

El pinar, con el pino piñonero como especie dominante, tiene su mejor representación en la finca de Bacares, situada en el extremo sureste del municipio. Esta finca, parte de la cual pertenece al término municipal de Villaviciosa de Odón, posee una densa masa de pinos, de gran porte y edad. El estrato arbustivo se compone de las especies típicas del encinar, tales como la propia encina, jara pringosa, retamas, etc. Encontramos grupos de pinos, de menor porte que los comentados anteriormente, en otros puntos del municipio, tales como el entorno de la urbanización Los Cortijos o la finca El Bosque, donde se alterna con la encina.

 

e) Cultivos y pastizales

Existe una amplia superficie de cultivos y pastizales o cultivos abandonados, salpicados de arbolado en una densidad muy baja. La cobertura no supera, por lo general, el 1% de la superficie. La especie predominante es la encina, aunque también encontramos higueras y almendros.

En vaguadas, linderos y, por lo general, pequeñas zonas no cultivables, encontramos pequeñas manchas de vegetación arbustiva, con la retama de bolas como especie más característica. Algunas zonas presentan una alfombra formada por cantuesos o aulagas, sobre la que destacan las retamas y ejemplares dispersos de encina u olivos.

 

f) Olivar

En el municipio existen en la actualidad muy pocos olivares, dispersos y de reducida extensión. El crecimiento urbano ha afectado a alguno de ellos, si bien habitualmente se procede a la reubicación de los ejemplares afectados en parques y jardines, con un éxito muy considerable. Un ejemplo lo tenemos en el parque del Olivar, ubicado en un antiguo olivar que quedó integrado en el casco urbano. El resto de olivares no son explotados en la actualidad o lo son mínimamente, con un tratamiento de poda y recogida de aceituna, pero no se realizan labores de conservación intensivas, hasta el punto de que algunos han desarrollado una capa arbustiva, formada principalmente por cantuesos, como es el caso del pequeño olivar localizado al sur del polígono industrial.

FAUNA

La fauna presente en el término municipal de Sevilla la Nueva viene condicionada por los hábitats existentes y la actividad humana desarrollada en el medio. Las comunidades faunísticas presentes son:

a) Peces

La ausencia de cursos de agua permanentes impide la presencia de manera natural de peces.

b) Anfibios

La escasez de puntos de agua reduce sustancialmente la variedad de anfibios existentes en la zona, habiéndose detectado la presencia de tan sólo unas pocas especies. En las zonas de dehesa, bosque y matorral mediterráneo es abundante el sapo corredor, mientras que en las áreas de mayor humedad, habitan el gallipato, sapo de espuelas, sapo común y rana común.

c) Reptiles

En el término encontramos las especies de reptiles habituales de las zonas de dehesa, bosque y matorral mediterráneo de la zona media de Madrid. De esta manera, están presentes la lagartija colirroja, lagartija colilarga, lagartija ibérica, lagarto ocelado, culebra de escalera y culebra bastarda. En las zonas de mayor humedad, y más concretamente en las dos zonas húmedas existentes en la Dehesa Boyal, están presentes la culebra viperina y el galápago leproso, este último introducido, empleándose ejemplares procedentes de centros de recuperación. También están presentes ejemplares de una especie foránea, el galápago de Florida, introducidos por particulares. Finalmente, en las paredes de las viviendas es abundante la salamanquesa.

d) Aves

En el término se alberga una avifauna bastante rica, destacando la abundancia y variedad de aves rapaces, cuyos efectivos se han incrementado notablemente en los últimos años, debido en gran medida a las acciones ambientales realizadas desde el propio las administraciones públicas.

La especie de rapaz diurna más abundante en el municipio es el ratonero común. Habita preferentemente en las zonas de dehesa, bosque y matorral mediterráneo, aunque en los últimos años ha colonizado también los cultivos cerealistas, nidificando en árboles aislados. También nidifican azor y águila calzada, las dos en zonas de dehesa, bosque y matorral mediterráneo. La cuarta especie de rapaz diurna nidificante en el término municipal es el cernícalo común, que habita preferentemente en las zonas de cultivos cerealistas. En el año 2011 se construyó un primillar en el antiguo depósito de3 agua para reintroducir esta especie gracias a la Comunidad de Madrid.

El buitre negro también se observa habitualmente sobrevolando el municipio, siendo habitual observar a varios ejemplares posados en la Dehesa Boyal y fincas colindantes alimentándose de conejos.

Durante los pasos migratorios también se observan ejemplares de águila culebrera y de forma esporádica también se ha observado algún aguilucho cenizo.

En cuanto a rapaces nocturnas, las dos especies más abundantes son el mochuelo, presente tanto en las zonas de encinar como en los campos de cultivo; y el cárabo, que habita en todo tipo de medios, incluyendo los núcleos urbanos. En las zonas de dehesa también se ha detectado la presencia de búho real y búho chico, la lechuza está presente en los núcleos urbanos al igual que la paloma doméstica. Otras aves presentes son la tórtola común, la perdiz roja, etc..

e) Mamíferos

El mamífero más representativo del término, es sin duda el conejo, que resulta especialmente abundante en algunas áreas, como son las dehesas o la finca el Bosque.

La liebre también es abundante en el municipio aunque, por el contrario, donde suele habitar es en los campos de cultivo.

El mamífero más representativo de las manchas de pinar es la ardilla, especie de reciente aparición, pero en la actualidad abundante e inclusive presente en el casco urbano.

En lo que a carnívoros se refiere, está presente el zorro, que no resulta muy abundante, refugiándose en las zonas forestales más densas y bosque de ribera. También está presente la comadreja, que se encuentra especialmente en los bosques de ribera, así como el tejón, cuya presencia ha sido detectada en la parte baja del arroyo de Las Charcas.

El jabalí está presente de manera permanente en la parte de la finca Bacares que penetra en el término. En la porción de término perteneciente al valle del Perales, el jabalí aparece de vez en cuando, especialmente en el otoño en busca de la bellota, refugiándose en las zonas de vegetación más densa.

Otras especies de mamíferos presentes en la zona son el erizo común, murciélago común , rata común, ratón casero, ratón de campo, etc.