La Comunidad de Madrid entrega un nuevo vehículo para el Servicio de Protección Civil de Sevilla la Nueva

  • Sevilla la Nueva, uno de los dieciocho municipios madrileños de hasta 16.000 habitantes que recibe uno de estos vehículos 
  • La Comunidad de Madrid ha invertido 700.000 euros en esta iniciativa que busca favorecer el trabajo de las agrupaciones de voluntarios de Protección Civil en los municipios 
  • Protección Civil desempeña principalmente labores de apoyo, estudio y prevención de situaciones de riesgos   

En el día de ayer, en las instalaciones del Instituto para la Formación Integral en Seguridad (IFISE), el alcalde de Sevilla la Nueva y el jefe de Protección Civil recibieron el nuevo vehículo destinado a favorecer las labores de la Agrupación de Voluntarios de Protección Civil, en un acto presidido por el presidente en funciones de la Comunidad de Madrid, Pedro Rollán. 

Sevilla la Nueva es uno de los dieciocho municipios que ha participado en esta iniciativa, en la que la Comunidad de Madrid ha invertido 700.000 euros, para facilitar las labores de las agrupaciones de voluntarios en los distintos municipios.  

Concretamente, el Servicio de Protección Civil de Sevilla la Nueva, ha recibido un NISSAN XTRAIL 1.6 DCI ACENTA 4X4, con diferentes extras adaptados a las necesidades del trabajo de los voluntarios, como cabestrante, bola de remolque, puente de luces, preinstalación de emisora y antena Tetra de comunicaciones, además de batería auxiliar, sirena con megafonía y seis salidas de luces, por un importe de 29. 524 euros, además de prendas de uniforme como diez cazadoras softshell y diez chalecos. 

La Agrupación de Voluntarios de Protección Civil de Sevilla la Nueva, que vela por la prevención y la seguridad del municipio desde el año 2001, cuenta actualmente con dieciocho voluntarios que, para dar respuesta efectiva cada vez que se requiere su presencia o intervención, cuenta además, con un Nissan Navara con las herramientas anexas necesarias para actuar frente a posibles incendios, así como máquina quitanieves y esparcidor de sal, además de un furgón de intervención, un remolque y dos  bicicletas. Alrededor de 2000 horas de actuaciones preventivas y 400 horas impartidas de formación, tanto a nivel interno como externo, anualmente. 

Según ha expresado Pedro Rollán, “se pretende favorecer el trabajo de estas agrupaciones que, habitualmente, desempeñan en terrenos hostiles”, recordando que la región cuenta con 96 agrupaciones de Protección Civil y con 2.666 voluntarios. 

También ha mencionado que, gracias al “excelente clima de colaboración y solidaridad” que existe entre las diferentes agrupaciones de Protección Civil de la región, los coches podrán ser “cedidos” a otros municipios cuando sea necesario”. 

Los automóviles serán empleados principalmente para labores de apoyo y rescate, o de prevención de incendios en lugares que no suelen ser accesibles, pudiendo hacer frente a pendientes de hasta un 70 por ciento de desnivel. A su vez, podrán prestar apoyo en actuaciones de prevención, apoyo sanitario, colaboración en la gestión del tráfico en emergencias, gestión de inclemencias invernales y apoyo en la extinción de incendios forestales. 

Comentarios cerrados.